Hospital Universitario Rio Hortega

La eficiencia energética es una de las prioridades que se marca el Hospital Universitario Rio Hortega.

El Hospital Universitario Rio Hortega en Valladolid se convierte en el primer hospital en desarrollar el nuevo proyecto Smart Life. Parcialmente financiado por la UE, busca fomentar el ahorro y la eficiencia energética a través de prácticas sostenibles en todos los ámbitos. Con el fin de reducir factores que inducen a cambios climáticos y emisiones de carbono.

El hospital dentro de esta iniciativa, acomete la actualización de sus instalaciones de alumbrado reemplazando luminarias convencionales por luminarias con tecnología LED asociadas a un nuevo sistema de control de la luz para la gestión individualizada de cada una de ellas, mejorando exponencialmente los niveles energéticos del edificio.

La rehabilitación energética se ha llevado a cabo en distintas zonas de alto rendimiento como urgencias, zonas comunes personal técnico, paritorios y obstetricia, Zonas comunes en 4 bloques de hospitalización así como pasillos en la zona de consultas externas. Dichas áreas representan aproximadamente el 15% de la superficie total.

La nueva iluminación se adapta acorde a las características de los diferentes espacios. En salas de reconocimiento donde se requiere de calidad de luz, se han instalado las luminarias Advance CRI 90 y Variant especial CRI 90. Que ofrecen, gracias a un alto índice de reproducción cromática (CRI), un mayor grado de fiabilidad en el diagnóstico.

VARIANT LED DYNAMIC

VARIANT

Iluminación en edificios públicos

En zonas comunes se encuentran las luminarias Variant con tecnología Softlight que crean una perfecta simulación de luz natural. Brindando un mayor confort visual tanto a pacientes como al personal cualificado.

Se completa la solución con la integración de luminarias Ice Line para una iluminación adaptativa a los requerimientos de la actividad en las áreas de tránsito.

Todas ellas se integran con el sistema de control LLEDÓ + LUTRON que permite regular y adaptar el nivel de iluminación a las necesidades de cada momento de profesionales y usuarios. Fotocélulas o sensores de iluminación natural analizan la necesidad para regular las luminarias en función del aporte de luz exterior y de esta manera aumentar el ratio de eficiencia.

Además, gestiona el nivel de ocupación y momentos puntuales de utilización de cada una de las salas para su activación o desactivación mediante la detección de presencia o en función de la hora del día o de uso.

De esta manera, las zonas en donde se ha implantado tecnología LED junto con sistemas de control resultan ser mucho más eficientes y presentan mayores niveles de ahorro energético.

Gestores

Proyecto de iluminación

Lledó Salamanca