Hotel Colegiata de León, un viaje por la historia a través de la luz

El Hotel Colegiata de León ha reabierto sus puertas tras una reforma que le ha permitido ampliar y actualizar sus instalaciones. Apoyado por un cuidado proyecto de iluminación, el nuevo diseño permite disfrutar de un entorno histórico sin renunciar al confort de un hotel contemporáneo.

El Hotel Real Colegiata está situado en el conjunto histórico monumental de la Colegiata de San Isidoro de León, construida durante el siglo XI. En el establecimiento, que ocupa las dependencias donde con anterioridad se ubicó la antigua hospedería de la basílica, los elementos arquitectónicos originales se combinan con materiales y formas actuales, lo que da como resultado un hotel único en la ciudad donde diseño contemporáneo e historia se fusionan para lograr ambientes confortables, acogedores y llenos de encanto.










Como luz de apoyo, en los cabeceros de las camas se ha instalado el aplique led Variata 1, una luminaria elegante que se integra con armonía con el mobiliario y la decoración. Tanto el diseño de líneas simples como la tecnología de última generación de Variata 1 están proyectados con la idea de poder dirigir la luz en diferentes direcciones según las necesidades de cada usuario. Para ello, el escudo de acero inoxidable de la luminaria se puede desplazar alrededor del eje longitudinal en cualquier posición, lo que permite que la apertura de luz se dirija en una dirección, en la opuesta o en ambas, según sea necesario. Además, su cristal opal de tres capas soplado a mano distribuye la luz de forma suave y uniforme, proporcionando la iluminación idónea tanto acento como de lectura.
En cuanto a la iluminación ambiental, se ha utilizado la estructura luminosa led ODL-160, un modelo previsto para la iluminación continua e indirecta, que proporciona la intensidad adecuada según las necesidades de cada usuario.















Para iluminar un espacio singular como es el comedor, se ha prescindido de los cálculos teóricos y se ha apostado por instalar un sistema de control y regulación del nivel de iluminación que permita dotar al espacio de la atmósfera adecuada en función de la hora y del evento que se vaya a llevar a cabo. En cuanto a las luminarias instaladas, se ha utilizado el modelo led de techo de la colección Studio Line. Inconfundibles y expresivas, estas luminarias crean, con sus pantallas metálicas de color negro o blanco aterciopelado y los tres colores interiores metálicos, un ambiente luminoso elegante y distinguido.















Cabe destacar la capacidad de coordinación entre el equipo de Lledó y el arquitecto del proyecto, con lo que supone conciliar la restauración de un edificio histórico tan emblemático con las exigencias de alojamiento y confort de un hotel urbano.

Jesús M. Salamanca, Lledó Valladolid










Los baños cuentan con una iluminación homogénea y funcional, gracias a las estructuras lineales luminosas ODL-167. Debido a su diseño modular, son ideales para darle forma a la arquitectura del espacio. Además, adaptan la luz para proporcionar un efecto homogéneo, lo que las convierte en un perfecto elemento lineal decorativo.





Resolver una obra de este formato no siempre exige un alto nivel de inversión en lo que a iluminación se refiere. Lo más importante es volcarse en los espacios singulares, con elementos que destaquen especialmente. El resto de zonas se pueden ejecutar con imaginación y con elementos más discretos como líneas led, uso de la luz reflejada, etcétera.

Jesús M. Salamanca, Lledó Valladolid





Arquitecto:
Ramón Cañas Aparicio
Proyecto lumínico:
Jesús M. Salamanca, Lledó Valladolid
Año:
2016
Localización:
León